20 jun. 2007

What a wonderful world...

Y luego dicen que las drogas son malas. Shane y Nick saben muy bien cómo echar una mirada positiva al mundo que nos rodea.
Se dice que la felicidad se alcanza cuando desaparecen las necesidades, algo totalmente opuesto a la filosofía de la sociedad de consumo. Me hace mucha gracia que se critique a la juventud por emborracharse y drogarse los fines de semana, que salga gente diciendo que no le ve la diversión a beber hasta caer rendido al suelo, yo tampoco le veo la diversión a vivir apretado toda mi vida con un sueldo de mierda en un trabajo mediocre, gobernado por mangantes y payasos, rodeado de modas necrófilas y repetitivas e inmerso en un rancio ambiente cultural programado, cocinado y servido por las empresas que mueven los hilos en este país. Ciertamente, tienen razón estos gilipollas que nos critican por intentar olvidarnos de la mierda en que vivimos semana a semana, lo que deberíamos hacer los jóvenes es ir por los palos y las antorchas y tomar la Bastilla.
Faltan 3 días para San Juan...