13 ene. 2010

La democracia mal entendida y la cultura vilipendiada (¿o era al revés?)

CULTURA

(del latin cultūra)
1 . f. Cultivo
2 . f. Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.
3 . f. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.
4 . f. ant. Culto religioso

Visto lo visto, no hay motivos para preocuparse
por que la ministra Sinde vaya a cerrar ninguna web de enlaces, al fin y al cabo la misión del ministerio que preside es salvaguardar y fomentar la dispersión de la cultura española, y ¿qué es más culturalmente español que la actual costumbre que tenemos de bajarnos películas y música de Internet? Si alguien tuviese la osadía de decir que la industria del entretenimiento debe estar bajo el auspicio del Ministerio de Cultura entonces cualquiera podría a su vez reclamar el mismo trato (o mejor, si cabe) para la red que pone a disposición de todos los españoles todos esos "contenidos culturales". Hay que ver...
Olvidemos por un momento la ironía:

ARTE

(Del lat. ars, artis, y este calco del gr. τέχνη).
1 . amb. Virtud, disposición y habilidad para hacer algo.
2 . amb. Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.
3 . amb. Conjunto de preceptos y reglas necesarios para hacer bien algo.
4 . amb. Maña, astucia.
5 . amb. Disposición personal de alguien. Buen, mal arte.
6 . amb. Instrumento que sirve para pescar. U. m. en pl.
7 . amb. rur. Man. noria (máquina para subir agua).
8 . amb. desus. Libro que contiene los preceptos de la gramática latina.
9 . amb. pl. Lógica, física y metafísica. Curso de artes.

... Bueno, mejor no. Mejor vamos a hablar de Rosario Flores (por poner un ejemplo de "artista"). De todos es sabido el desinterés que mueve a esta señora a decir cosas como:

"Yo creo que el problema está en que la juventud se está acostumbrando a que la cultura y la música se pueda obtener gratis por Internet. Y es un problema, porque la cultura es lo que mueve un país. Si se paga por cualquier cosa que no tiene ese valor, por qué por la cultura no, si es lo que más valor tiene." aquí

"Que nos estamos muriendo de hambre, esa es la realidad, ¡que nos morimos de hambre!" ahí ->



Pero no le echemos la culpa de nuevo a Ramoncín (que ya no está en la SGAE), echémosela a Loquillo, que da mucho asco también. O mejor, echémosela a quien la tiene de verdad, a la industria del entretenimiento que obliga a sus lacayos, serviles y avariciosos a firmar un manifiesto que es como un ataque terrorista contra la dignidad del auténtico arte. La misma gente que produce música como si fuesen pastillas para dormir, la publicita como si fuese lavavajillas antibacterias con olor a marsella y que la cobra como si curase el SIDA ahora se queja de que no se le da el trato cultural que merece. Está claro que esta gente no ve el problema hoy en día, lo que ellos prevén es que su modelo económico está muerto en 10 o 15 años, y pretenden mantener el status quo futuro por todos los medios posibles, incluyendo el destapar sus evidentes conexiones con el gobierno español, y aquí es donde se les fue la mano a unos y a otros.

El anteproyecto de Ley de Economía Sostenible no sólo es un cúmulo de vaciedades (como puede apreciar cualquiera que quiera leerlo), es también, gracias a sus disposiciones finales, un motivo más que suficiente para empezar a dejar de votar. La clase política se ve tan segura en su trono que ya ni se molesta en fingir que están al servicio de los ciudadanos. Después de años viendo que el "España va bien" significaba "a las grandes empresas les va tan bien en España que hasta reparten sus migajas entre la gente de a pie", ahora resulta que hay que salvar a los bancos, no vaya a ser que tiren nuestro dinero por el váter con el berrinche, hay que darle todas las facilidades a la multinacionales, no vaya a ser que cojan sus empresas y se vayan a la India y hay que salvar a la industria del entretenimiento, no vaya a ser que organicen un seppuku masivo de todos sus artistas "muertos de hambre". Bien, por mí los banqueros se pueden meter sus billetes por el culo arriba, las multinacionales pueden irse a explotar a cualquier otro país tercermundista, los artistillas se pueden ir muriendo uno detrás de otro y los políticos pueden, de paso, ahorcarse todos juntos en el mismo árbol. Ya está bien de gobernar por y para el dinero.

Imagina un mundo donde nos moviésemos muy rápido, muy muy rápido, tanto que si yo quisiese ir a casa de un amigo en Londres para pedirle que me deje un disco que él tiene en su musicoteca sólo tardaría 20 segundos en ir y volver. Imagina un mundo donde la gente pudiese confiar lo suficiente unos en otros como para prestar colecciones enteras de dvd's a completos desconocidos. Imagina un mundo donde las bibliotecas tuviesen infinitas copias de cada título y pudieses acceder a cualquier biblioteca del mundo en cuestión de segundos, a cualquier hora del día. Ahora haz un ejercicio de imaginación aún más grande e imagina un mundo donde la gente vea más allá de su nariz y no achaque a las redes p2p el ser "un hatajo de mangantes que lo quieren todo gratis". Mucha gente no lo sabe, pero gracias a Internet hoy vivimos en un mundo que ni podíamos imaginar hace 30 años, es hora de que la tecnofobia y el tecnoanalfabetismo sean considerados como una lacra.
La gente se empeña en dar trabajo al carbonero en plena era de la fusión fría...

Y ya de paso, es hora de que el beneficio económico no sea la finalidad de todo acto.